Tipos de aborto y sus características

El aborto es cuando se interrumpe un embarazo, durante el tiempo en el cual la vida del feto, no es viable, fuera del vientre; pues aún necesita poder desarrollarse completamente para que todos sus organos funciones de forma autómata. Este puede presentarse por causas naturales o de manera intencional.

Tipos de aborto
Fuente | Pixabay – Tipos de aborto

 

Los tipos de aborto

Aborto espontáneo

Se habla de aborto espontáneo, cuando el embarazo se interrumpe de manera natural, antes de cumplir las 20 semanas de gestación. En algunos casos, este tipo de abortos no presenta ningún tipo de síntomas que indiquen algún tipo de problema.

Generalmente, cuando ocurren dentro de las primeras 6 semanas de gestación, suelen pasar desapercibidos. En algunos casos, los abortos espontáneos si presentan síntomas, como cólicos de variada intensidad y sangrado vaginal.

Aborto fallido

Existen algunas posibilidades, cuando ocurre un aborto espontáneo, de que el feto no sea expulsado en su totalidad; en estos casos se habla de un aborto fallido o incompleto, en el que partes del feto continúan en el útero y requiere de una intervención quirúrgica.

Es posible que se presenten algunos síntomas, posterior a la pérdida del embarazo, en los días o semana siguientes. Pueden presentarse cólicos, hinchazón en el área del vientre e incluso sangrado persistente. En estos casos es ideal tener que acudir a un médico.

Aborto séptico

Se trata de los casos en los que se presenta alguna infección que termina con la vida del feto, poniendo en grave riesgo a la madre. Este término también se suele utilizar en los casos en los que se presenta alguna infección, debido a un aborto fallido.

Se caracteriza por un marcado cuadro de malestar general, acompañado siempre por fiebre sin motivos aparentes. En algunos casos se puede presentar la secreción de un líquido purulento con olor fétido, que es un claro indicador de infección.

Aborto precoz

Se podría comprender como un subtipo del aborto espontáneo, pues se da con las mismas características, el cambio del término responde únicamente a la temporalidad, pues se trata de abortos que ocurren durante las primeras semanas del embarazo.

Generalmente se presentan cuando aún no se conoce de la existencia del embarazo, durante las primeras 12 semanas. Se produce de manera involuntaria y al igual que en otros casos, puede que esté acompañado o no, de otros síntomas.

Aborto tardío

Se entiende como la interrupción del embarazo, posterior a las 12 semanas de gestación, siempre y cuando no supere la semana 20, pues en ese caso ya no se hablaría de aborto, sino de una muerte fetal, también conocida como mortinato.

En estos casos suelen haber claros síntomas de que algo no va bien, pues se presentan fuertes dolores, semejantes a las contracciones de parto. Generalmente hay presencia de sangre con coágulos de gran tamaño.

Aborto inducido

Se trata del tipo de aborto que se realiza con plena conciencia, empleando métodos diversos para la interrupción del embarazo, como el uso de fármacos, prácticas quirúrgicas, uso de plantas medicinales, entre otros.

Esto puede ser realizado por la mujer sola o con la ayuda de un personal médico. Su práctica está prohibida en muchos países y actualmente se encuentran en la mesa de discusión, una gran cantidad de propuestas de leyes al respecto.

Aborto químico

Se trata de la interrupción del embarazo por medio de la ingesta o aplicación endovenosa, de diversos químicos diseñados para este fin. Usualmente se utiliza el misoprostol, que es un medicamento diseñado inicialmente para el tratamiento de las úlceras gástricas.

La manera en la que actúan estos medicamentos, es mediante la interrupción de la  rogesterona, que es una sustancia necesaria para el desarrollo fetal, al mismo tiempo que ayudan a dilatar el cuello uterino, facilitando su expulsión.

Aborto quirúrgico

Se trata de la interrupción del embarazo, mediante la aplicación de técnicas quirúrgicas, realizadas por un especialista. Se utilizan métodos como la inyección salina, aspiración, legrado y la histerotomía. Dependiendo del tipo de método a utilizar, el procedimiento varía.

Dependiendo del tiempo de gestación y de las características particulares de la paciente, se determinará cual es el tipo de método a utilizar, pero en todos los casos, el reposo está indicado, para poder recuperarse.

Entre esta clasificación se encuentran los siguientes tipos:

  • D&A: dilatación y aspiración. Indicado durante el Primer trimestre.
  • D&L: dilatación y legrado, indicado también durante el primer trimestre.
  • D&E: dilatación y evacuación. En caso en los que el embarazo se encuentre en el segundo trimestre.
  • D&X: dilatación y extracción. También para el segundo trimestre.