Tectonismo

Son aquellos cambios internos que suelen ocurrir en la corteza de la tierra debido al acoplamiento de las placas que la constituyen. Estos cambios se van generando de forma muy diminuta a través de un periodo de tiempo.

En nuestro planeta la semilla de la vida tuvo su inicio y se concibe desde muchos años milenarios, y a través del tiempo la vida de todo ser humano ha ido evolucionado en la tierra hasta hoy día.

Actualmente las placas de la superficie terrestre tienen un continuo desplazamiento, lo cual conlleva a que, los continentes sufran ciertos cambios reajustándose. En consecuencia esto se debe a los movimientos tectónicos.

Cabe destacar que todos los planetas que componen el universo, conocidos también por los nombres de telúricos o rocosos, han tenido la experiencia de sufrir también de cambios únicos en sus placas tectónicas, destacando que en cada planetas se han dado características únicas muy distintas a otros. Sin embargo la tierra no es la única que tiene actividad tectónica continua, también en venus se evidencia, así como también en martes.

En cambio, en los astros más diminutos, como es el caso de la luna y el planeta mercurio, en estos no se le considera que exista actividad tectónica actualmente, mas sin embargo, los especialistas suponen, según sus estudios, que anteriormente si llegaron a tener actividad tectónica.

Características

Imagen cortesía de Pixabay.es

 El tectonismo está vinculado con los cambios que perturban a la corteza de la tierra, provocando que las placas rocosas que la conforman se modifiquen, se readapten o se destrocen.

  • El tectonismo suelen también darle el nombre de diastrofismo y se dividen en: tectonismo orogénico que es el que se atribuye las actividades tectónicas de representación plana originando cordilleras y las áreas sísmicas. Y el tectonismo epirogénico que suele ser las actividades que se originan en elevaciones y caídas. Mas sin embargo no existen movimientos importantes superficiales, pero, si en las costas y en los exteriores de los continentes.
  • La litosfera del planeta se encuentra estructurada por diferentes capas rigurosas que se les conoce como placas tectónicas. Estas se encuentran en la capa de la tierra conocida como astenosfera.

Ahora bien, cuando las placas o capas tectónicas se encuentran por encima de la astenosfera se produce un movimiento con una rapidez de dos puntos cinco kilómetros anuales. Y cuando estas actividades son evidentes para los habitantes, es cuando se indica que se esta produciendo un evento natural como lo son los terremotos, maremotos, actividades volcánicas o movimientos telúricos.

Cuando se presenta una actividad en las placas, nunca será igual, puede ser que esta actividad sea de alejamiento o acercamiento, o también se puede dar el caso de movimientos en las orillas y sea de un lado hacia el otro lado.

 

Movimiento divergente y convergente

Imagen cortesía de Pixabay.es

Movimiento divergente se presenta cuando se da el despliegue de las capas apartándose y produciéndose la actividad sísmica o una grieta en la superficie de la tierra. Cuando esto sucede lo que se conoce con el nombre de magna fluye rellenando esa abertura y conformando otra capa terrestre.

Movimiento convergente surge por la unión de 2 placas. Una de ellas se desplaza por la parte inferior de la otra capa desarrollándose una subducción. Lo cual ocasiona una series de áreas montañosas como las del Himalaya, esto viene siendo una derivación de un movimiento tectónico.

La subducción causa una honda fundición por abajo de la espacio terrestre, creando lagunas de magma. Los movimientos telúricos recónditos acontecen en estas zonas. Muestra del magma alcanza accidentalmente a la superficie y se produce una erupción volcánica. Una muestra de ello son los aros de candela que se observan en macizos volcánicos en la línea marginal del pacifico