Tapon mucoso

Cuando ya nuestro embarazo está a punto de terminar, lo único que mantiene al bebé todavía dentro de nuestro vientre es el tapón mucoso. Este se encuentra en el canal cervical durante todo el embarazo, y es lo que mantiene sellado el cuello del útero; haciendo la función de, barrera física e inmunología, para así, proteger al bebé durante todo el proceso de gestación.

Este tapón mucoso está compuesto por, un 90% de agua y el otro 10% son proteínas que le dan la consistencia mucosa.Su integridad es importante para el embarazo, ya que, una vez que un embarazo se encuentra a término, y se pierde este tapón, es signo de que él bebé ya viene en camino. Una vez que se expulsa el tapón mucoso, el cuello del útero empieza a dilatarse para darle cabida al bebé por este canal durante el parto.

¿En que consiste el tapón mucoso?

Esta es una sustancia que puede ser desde transparente, pasando por el amarillo hasta el marrón. Cuando el cuello del útero empieza a dilatarse, se pierde el tapón mucoso y la mujer puede llegar a notar una pequeña cantidad de este flujo que a su vez, puede aparecer teñida de sangre y esto se debe a la ruptura de algunos capilares durante la expulsión del tapón.

Una vez que se el embarazo está en su última etapa, tanto las relaciones sexuales como el tacto vaginal, pueden provocar un daño en el tapón y por lo tanto un sangramiento. Es por esto que, se recomienda al momento en que se nota el desprendimiento del tapón, mientas no hayan contracciones o se expulsen las aguas no es necesario acudir al hospital.

No obstante, si se notan perdidas excesivas de sangre junto al desprendimiento del tapón, hay que visitar a la mayor brevedad posible al gineco-obstetra debido a que, esto puede significar una complicación seria para el parto.

¿Qué hacer cuando se desprende el tapón mucoso?

Durante esta última etapa del embarazo, si se nota el desprendimiento del tapón mucoso, es recomendable consultar al médico y notificarlo, ya que, el parto puede encontrarse a la vuelta de la esquina. En consecuencia, conviene evitar las relaciones sexuales, y los baños por lo que, el útero está mucho más expuesto a infecciones exteriores que pueden llegar a hacerle daño al bebé.

Adelanto del embarazo

En otra perspectiva, se puede también dar el caso de la expulsión precoz del tapón mucoso, mucho antes de tener un embarazo a término. Lo que puede significar que se tiene un cérvix incompetente, siendo las cosas así, resulta claro que el cuello del útero empieza a dilatarse desde mucho antes.

Este problema conocido como cérvix incompetente, puede surgir debido a que el útero se ha sometido a mucha presión por los cambios de tamaño o movimientos bruscos del bebé, que está a vísperas del nacimiento. Esto puede derivar en un nacimiento prematuro del bebé, lo que resulta muy perjudicial para la salud de este. En este caso, se recomienda reposo absoluto.

Signos de que se acerca el parto

Distensión abdominal: ocurre cuando él bebé hace su camino hacia la pelvis y se hace notoria el descenso del abdomen, por lo que se libera la presión de las costillas y estómago.

Contracciones: estas usualmente hacen acto de presencia a partir de la semana 25 de forma poco frecuente por los cambios físicos y los continuos movimientos del bebé, sin embargo, las verdaderas contracciones son dolorosas y se van haciendo cada vez más frecuentes.

Perdida el tapón: el rompimiento de la barrera mucosa, que se encuentra a la entrada del útero.

Dilatación: surge de la modificación del cuello del útero, donde se da un ensanchamiento para que él bebé pueda pasar por el canal de parto.