Sindrome de aspiracion de meconio

Cuando los padres están en la dulce espera de un bebé anhelan que el alumbramiento salga bien y sin dificultades. Aunque a veces no es como esperamos, y los bebés al momento de nacer presentan dificultades durante el proceso de nacimiento. Uno de tantos trastornos que se pueden presentar e incidir en el niño es el síndrome de la aspiración de meconio.

Síndrome de aspiración de meconio

Imagen cortesía de pixabay.es

Este síndrome consiste cuando el bebé antes de nacer o  al momento de nacer aspira o  inhala meconio y este a su vez  llega directamente a sus pulmoncitos y provoca en él dificultad para respirar, también conocida como distrés respiratorio.

Ahora bien, cabe destacar que el 10 % de los alumbramientos el niño depone meconio, pero, no todos los bebés tienden a inhalarlo o aspirarlo. Según estudios estadísticos entre el cuatro a cinco por ciento de estos procesos se pueden evidenciar el síndrome de aspiración de meconio, destacando que en algunos casos se consideran riesgosos más que en otros, eso depende de que tanto haya inhalado, su solidez y permanencia del meconio en el sistema respiratorio.

Existen ciertos momentos en que los bebés estando aun dentro de la barriga evacuan heces, es decir, meconio en el líquido amniótico como una reacción debido a circunstancias que lo estresan como el fallo de oxígeno.

Y cuando el estrés es el factor que los hace incomodarse produce que el bebé se fatigue y se produzca el ingreso de meconio en su sistema respiratorio, afectando y posibilitando que el niño enferme en la barriga.

Estos síntomas se manifiestan porque el niño nace con una coloración de tono azul, y su respiración es inusual y constante, a su vez emanan un sonido peculiar a un resoplo a exhalar.

Este diagnóstico se fundamenta por la presencia de meconio en el líquido que se encuentra en su bolsa que es el que los protege y cuando nacen, ya vienen con el problema respiratorio y deducciones anormales expuestas en la placa de tórax. Ya que los niños son como los afectados por esta situación se les debe poner en oxígeno, y según sea el caso, en un respirador como una ayuda extra para que el bebé pueda respirar. Muchos bebés que han sido afectados bajo estas circunstancias viven, aunque esta patología es riesgosa y puede desencadenar en la muerte del infante.

Cuando hablamos del síndrome de la aspiración del meconio es necesario aclarar que el meconio son los restos fecales estériles con coloración verduzca que se desarrollan en el sistema intestinal del infante previo a nacer. Destacando que el meconio se descarta luego del nacimiento cuando el bebé comienza a percibir alimento como la leche materna.

Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que el meconio no solo afecta las vías respiratorias del bebé, también, cuando ocurre la inhalación, esta produce inflamación en los miembros que comprenden el sistema respiratorio y pone en peligro su vida de una posible infección a nivel de los pulmones.

La sintomatología de aspiración meconial tiende a ser más complicado en los neo natos que suelen pasar más del tiempo normal que dura un embarazo normal, porque suelen tener menor acceso a la cantidad amniótica adyacente, y por lo tanto la cantidad de meconio es de mayor concentración. También es bien conocido que los neonatos que padecen de los síntomas del meconio corren el riesgo de sufrir una tensión pulmonar de alto porcentaje.

Indicios

Los neo natos que están expuestos a la aspiración meconial tienden a sufrir de insuficiencia respiratoria, lo que implica que tenga una respiración más vertiginosa, pero, reducida la cual es muy parecida a un ruido cuando están expulsando el aire. Entonces la epidermis toma un matiz de color añil con características cianóticas debido a que los rangos de oxígeno en el sistema circulatorio es deficiente lo que trae como consecuencia una hipotensión a nivel de las arterias.

Tratamiento

Imagen cortesía de pixabay.es

Si un neo nato llega envuelto de meconio con condiciones impávidas y sin respirar, entonces los galenos lo aspiran de forma inmediata por la boca, fosas nasales y tráquea para quitar algún residuo de meconio. Luego lo ponen en una maquina respiratoria, en donde lo conectan a un respirador artificial para tratar que erradicar cualquier resto de meconio que haya quedado en el sistema respiratorio.

Los neo natos con síntomas de meconio les administran inmediatamente medicamentos con penicilina con el propósito de evitar la aparición de una infección, también se les da varias dosis de oxigeno comprimido y en el mayor de los casos se les aplica un proceso de ventilación asistido cuando este sea requerido.

En muchas oportunidades el neo nato es sometido a una serie de aspiraciones de manera consecutiva con la misión de sacar todo el meconio restante. Ahora bien los neo natos que fueron sometidos al proceso de ventilación asistida son observados normalmente en terapia neonatal intensiva para poder controlar algún imprevisto que se pueda presentar en este cuadro clínico.