Por qué no debes ingerir gaseosas

Las gaseosas son también llamadas refrescos con gas o sodas, que  son un tipo de bebida azucarada con sabores diferentes y con una esencia efervescente. Estas bebidas que son consumidas por millones de personas desde muy temprana edad y estas representan un grave problema, a la población mundial consumidora de este producto, y a  pesar de que muchos de ellos están informados de los riesgos de consumir estas bebidas, lo continúan haciendo.

Contenido de los refrescos y efectos nocivos en la salud

Sabías que una lata de refresco de 330 ml contiene alrededor de 10 cucharadas pequeñas de azúcar, por lo tanto esta elevada cantidad de azúcar, aunado al consumo excesivo del producto, elevan en gran proporción en que las personas comiencen a generar en su organismo una enfermedad conocida como la diabetes mellitus de tipos 2.

La obesidad

Imagen cortesía de Pixabay.es

La obesidad es un síndrome generado por el azúcar que no se logra digerir, y por lo tanto se convierte en grasa, acompañados de enfermedades cardiovasculares, cáncer de colon y del cáncer de mama. También se pueden presentar algunas lesiones de la vesícula biliar y la pérdida del esmalte de los dientes.

Al  rato de haber ingerido un refresco los niveles de azúcar en la sangre se elevan de forma exagerada, así como también la producción de dopamina lo que incrementa la frecuencia de la presión cardiaca.

Los edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales  como el aspartamo, el cual es 200 veces más dulce que el azúcar, es un agente causal de dolor de cabeza. También está aunado a las complicaciones diabéticas, epilepsias y tumores cerebrales.

El acesulfomo k

El acesulfomo k es otro edulcorante que es 100 veces más dulce que el azúcar y suele combinarse con el aspartamo, porque presenta un sabor amargo, y esta mezcla se hace para disimular el sabor desagradable del mismo.

La sacarina

La sacarina es 300 veces más dulce que el azúcar, este edulcorante artificial afecta las vías urinarias causando tumores directamente en la vejiga, que a la larga produce incontinencia en el aparato excretor del organismo.

Los ácidos

Los ácidos también están presente en las bebidas gaseosas o refrescos, los cuales preservan el sabor de estos refrescos, además proporcionan esa sensación placentera refrescante que sienten las personas  en el paladar o en la garganta, en donde el ph de las gaseosas oscilas entre 2 o 2.5.

El ácido fosfórico que es usado para disminuir la presión que produce el dióxido de carbono, quien es conocido como el gas que contiene las gaseosas. Este acido produce cálculos renales y otros problemas prematuros en los riñones, así como también problemas en los huesos de osteoporosis, porque cuando el fosfato es excretado desde la orina, arrastra con el calcio.

Ácido cítrico

Imagen cortesía de Pixabay.es

El ácido cítrico que es usado para mantener bajo los niveles de pH, impidiendo así el crecimiento de microorganismos el los refrescos o gaseosas. Este acido es demasiado dañino para la dentadura de las personas, porque es un catalizador en el desgaste dental.