El Palacio Real de Madrid

El Palacio Real de Madrid es, oficialmente, la residencia de la Familia Real Española, aunque en la actualidad es utilizado únicamente para actos oficiales, ceremonias y recepciones.

Su construcción finalizó en 1764 y ha sido considerado, desde entonces, como el mayor palacio real de Europa Occidental. Su extensión es de 135.000m2 y está compuesto por más de 3.000 habitaciones. En el interior se conservan obras artísticas de gran importancia, entre las que se encuentran pinturas de Goya y Velázquez, la colección de la Armería Real, el quinteto de Stradivarius Palatinos y muchas más.

Rodeado de jardines, el Palacio Real es un lugar perfecto para visitar durante un día soleado. Al oeste se encuentran los jardines del Campo del Moro, originarios de la época medieval, al este los jardines de la Plaza de Oriente y, al norte, los jardines de Sabatini creados en el siglo XX.

Además de disfrutar de la belleza arquitectónica exterior del palacio, cada miércoles a las 11:00 de la mañana (de octubre a julio) se puede ver el cambio de guardia, mientras que durante todo el año (exceptuando las fechas en que se celebran actos oficiales) se puede acceder al interior y contemplar los salones oficiales, la Armería Real y la Farmacia Real.

El Palacio Real es, pues, una de las principales atracciones turísticas de Madrid junto con la Puerta del Sol, el Retiro y el Museo del Prado, entre muchas otras. Para poder disfrutar al máximo de todos estos lugares es aconsejable intentar ahorrar en alojamiento. Existen muchos hostales en Madrid que ofrecen buenas instalaciones y servicio de calidad a precios asequibles.