Madres de día, opiniones encontradas

En este artículo vamos a hablar sobre una figura ligada al mundo de la educación que está creando cierta controversia en los últimos tiempos, desde que hace escasos días el gobierno pusiera foco sobre la misma al estar hasta la fecha viviendo en una especie de limbo legal donde no tenía que dar ni presentar información ante nadie sobre sus actividades, más allá de declarar sus ingresos, nos referimos a las madres de día.

¿Qué es una madre de día?

Para quienes desconozcan este bastante reciente término, indicar que hace referencia a una mujer, comúnmente, que haciendo un papel semejante al de una canguro pero no sólo para un niño o niña sino que para varios y en su hogar, vigila y cuida de los niños mientras sus padres trabajan.

Dicho de este modo podría sonar muy relacionado al servicio que realiza una guardería, no obstante existen dos diferencias principales frente a estos centros:

  • Las guarderías comúnmente tienen niños a partir de cierta edad, por ejemplo los 3 años de edad, mientras que las madres de día pueden aceptar a niños y niñas de incluso 4 meses de edad (perido tras la baja por maternidad)
  • Por otro lado, el coste de estos servicios suele ser bastante inferior al de una guardería común, ya que esta última suelen rondar los 300€ en el caso de guaderías públicas e incluso superar los 500€ al mes en el caso de hablar de guarderías privadas

Por tanto como vemos se convierte en una opción, en apariencia, realmente interesante para madres trabajadoras que tras su periodo de descanso buscan volver a su rutina habitual pero aún tienen a su hijo demasiado pequeño para poder dejarlo en una guardería.

Aspectos a tener en cuenta antes de dejar a nuestros hijos con una madre de día

Todos los padres y madres somos especialmente cuidadosos a la hora de dejar a nuestros hijos con alguien, es por ello que dedicamos tanto tiempo a la busqueda de la guardería perfecta, la canguro perfecta, etc., en este caso no va a ser ni mucho menos una excepción, y es por ello que os animamos a realizar una consulta profunda sobre las diferentes madres de día que existen en vuestra ciudad.

Recordar que uno de los puntos más importantes a la hora de decidiros, ha de ser tanto su formación (ya que al no estar reglado podemos encontrar a personas sin formación en educación infantil alguna) así como sus años de experiencia al cuidado de los más pequeños, recordar que estando en un limbo legal podemos encontrarnos con problemas a causa de una deinformación de a quien le dejamos nuestros hijos.