Los gallos y la perdiz

La fábula de Esopo de los gallos y la perdiz cuenta que una vez… Había una vez un hombre que tenia dos gallos en un corral. El hombre harto de ver como los gallos pasaban los días aburridos en el corral decidió comprar una perdiz para juntarlos en el mismo habitáculo.

 

La perdiz una vez que llego al corral y vio a los gallos pensó que le iba a servir de presa. Los gallos pasaban todo el día detrás de ella, pero la perdiz no se dejaba coger por ninguno de los modos. Una mañana los gallos comenzaron a pelearse ente ellos y la perdiz comenzó a dudar.

La perdiz estaba sorprendida como dos animales de la misma especie se peleaban entre ellos y no podían vivir juntos. Los gallos todos los días estaban con la pelea, estaban ensangrentados y ninguno se daba por vencido. Desde ese momento la perdiz descansaba tranquilamente viendo como los otros dos animales siendo iguales se peleaban.

Moraleja: Si en una familia no hay paz menos la habrá con el visitante.