Qué son los consumidores primarios

Qué son los consumidores primarios

Los consumidores primarios son una parte mas de la cadena alimenticia sin la cuál no se podría lograr un equilibrio perfecto en la naturaleza, tras los consumidores primarios le seguirían los consumidores secundarios y los consumidores terciarios conformando la denominada cadena trófica.

El consumidor primario subsiste al alimentarse de la vegetación, árboles, arbustos. También de algunos nutrientes que provengan del suelo y puedan ser ingeridos sin ningún problema. Suelen denominarse herbívoros. La energía que necesitan para sobrevivir la obtienen entonces de algas y plantas.

Resulta que los organismos microscópicos y algunas plantas, entre ellas las algas atrapan la energía del sol gracias al proceso de fotosíntesis. Esta es absorbida por los consumidores primarios, transformándola cada uno a su manera en energía para realizar actividades. Entre ellas se pueden mencionar el desplazamiento, carreras, saltos, patadas, etc.

Consumidores primarios
Fuente | Pixabay

Los consumidores primarios

Animales como la jirafa, el caballo, la vaca, el gusano, la oveja son consumidores primarios. Se alimentan de hierbas, hojas de árboles y distintas flores y plantas. Sin embargo, cuentan con varios órganos para digerir su comida. Un sistema digestivo bastante complejo, donde cada parte cumple una función distinta.

En los ecosistemas uno de los elementos fundamentales es la vegetación. De esta depende en gran parte que las especies animales puedan sobrevivir y alimentarse cuando tienen la necesidad de hacerlo. Si estos no existen, las especies que habitan la zona pueden morir rápidamente o migrar por la falta de alimentos. La sequía y la deforestación están acabando cada día más con los ecosistemas.

Muchos animales han tenido que desplazarse de un lugar a otro por no conseguir los alimentos necesarios para su sobrevivencia. Esto de alguna manera rompe con el orden natural de las cosas. De allí la importancia de que el hombre aplique acciones efectivas para la preservación del ambiente.

En resumen, los consumidores primarios básicamente lo que hacen es digerir la energía solar presente en flores y las plantas. Energía que han logrado obtener gracias al proceso de fotosíntesis. Los consumidores primarios saben procesar rápidamente esta energía y la utilizan sin mayores problemas en su vida cotidiana.

Tipos de consumidores primarios

Una amplia gama de animales entra en la categoría de consumidores primarios por su manera de alimentarse. Entre estos tenemos:

Animales rumiantes

son aquellos que se nutren a través de un proceso de fermentación producido en cuatro zonas digestivas. Convierten los nutrientes en elementos químicos.

Zooplancton

son animales que viven en las profundidades del océano. Adquieren sus nutrientes a través del carbón que produce el proceso de fotosíntesis en el agua. Este tipo de animales producen comida cuando la expulsan y que sirve de alimento para otras especies acuáticas.

Aves

por lo general viven posicionados en hojas de árboles o zonas llenas de grama y pasto. Las aves son grandes consumidores primarios por todas las plantas que pueden arrancar y masticar con su pico. Hay otras especies que se alimenten exclusivamente del polen que tienen las flores como los colibríes. La procesan en forma de azúcar para tener una energía constante mientras vuelan y cazan nuevos alimentos.

El proceso de fotosíntesis es vital para la existencia de los consumidores primarios. Podemos observar que no todos los animales que entran en esta categoría procesan los alimentos de la misma manera. Por el contrario, cada especie tiene su manera particular de realizar el proceso.

Las personas deben valorar y reconocer la importancia de los ecosistemas. Al deteriorarlos con construcciones y residuos que contaminen el ambiente, les están provocando la muerte a varias especies de animales. En especial los consumidores primarios que se quedan sin su fuente alimenticia.