La tecnología se hace su lugar en la cocina.

Sin duda la tecnología ha conquistado diferentes espacios haciéndonos la vida más sencilla, poco a poco se ha ganado la aceptación hasta de los más escépticos al respecto, la tecnología llego para cambiar nuestras vidas, esto no se limita a nada incluyendo ahora la cocina donde han sido muchas las marcas que han despertado su interés para controlar un mercado con un gran potencial.


La cocina es un lugar donde tanto la familia como amigos se reúne a pasar el tiempo, donde interactúan mientras preparan comida, si tomamos en cuenta la frecuencia con la que las personas acuden a su cocina a preparar la comida nos habla sobre un merado no explotado al 100% de su potencial, esto lo han visto diferentes empresas tecnológicas quienes han empezado una carrera para ganar su puesto en la cocina.

Google como siempre llevando al delantera en lo que a tecnología se refiere nos presenta un novedoso sistema para las cocinas, llamado Google Home; el cual es un altavoz de inteligencia artificial el cual va sobre la barra de la cocina, este nuevo aparato del gigante de las tecnologías puede temporizar el tiempo de cocción de los alimentos, avisarte cuando la comida este lista, además de otras funciones.


Por otro lado Whirlpool, Samsung y Bosch se encuentra en un combate contra los Gigantes de la tecnología, Google y Amazon, el objetivo es ganarse su lugar en la cocina de los usuarios para llenarlas con electrodomésticos conectados a internet; esto incluye también neveras con pantalla táctiles, lavaplatos inteligentes entre otros, todos estos aparatos pueden conectarse a internet, posen asistentes de inteligencia artificial que responden ordenes cuando se les habla en voz alta.

A pesar de todos los esfuerzos la llamada “cocina inteligente” se ha convertido en un mercado difícil, debido a las diferentes costumbres, hay quienes ven la cocina y la hora de la comida como el momento de desconectar del ajetreado día a día, y esto incluye también la tecnología.

Hasta ahora solo el 5% de los hogares estadounidenses poseen en sus hogares electrodomésticos inteligentes, lo cual representa un incremento desde el año 2014 donde solo era del 3% tal y como lo afirma Parks Associates.

Michael Wolf analista de la tecnología asegura que no cree que de un día para otro las cocinas inteligentes lleguen a posicionarse en el mercado rápidamente ya que hay mucho escepticismo.

Algunas personas por diferentes razones no se ven complacidas a la hora de cambiar ritmos y patrones dentro de corazón de su hogar, por una parte el costo que representaría adicionar electrodomésticos inteligentes y su mantenimiento ya que las piezas para las reparaciones son sumamente costosas, por otro lado seria la longevidad del electrodoméstico que puede llegar a ser muy moderno actualmente pero quizás dentro de cinco años pase a ser obsoleto.

Muchos expertos en seguridad han mostrado su preocupación debido a que muchas marcas para el hogar carecen de los conocimientos necesarios sobre ciberseguridad a diferencia de las marcas tecnológicas quienes tienen experiencia en ello, esto podría significar que podrían presentarse puntos vulnerables en los sistemas de estos electrodomésticos inteligentes.

A pesar de los grandes retos que existen los fabricantes aún no se rinden ya que la cocina es un objetivo tentador, se estima que para el 2020 el mercado de los electrodomésticos inteligentes para cocinas aumente a 253.400 millones de dólares, razón que ha motivado a las grandes marcas a orientar sus nuevos productos para conquistar con tecnología las cocinas de los hogares, aun es un mercado muy verde pero con el suficiente potencial para creer exponencialmente.