¿Cuál es la función del sistema circulatorio?

El cuerpo humano está constituido por varios órganos y tejidos, así como distintos sistemas, como el sistema circulatorio. Cada uno de ellos responde a ciertas funciones y por lo tanto, según su función, pertenecerá a un grupo de sistema. Los sistemas del cuerpo humano son el sistema nervioso, respiratorio, óptico, digestivo, hormonal, locomotor, óseo, linfático, inmune y el circulatorio.

Cada uno de los sistemas esta conformados por varios órganos con fines similares. El sistema circulatorio es uno de los más extensos del ser humano, ya que se encuentra distribuido por todo el cuerpo, haciendo un papel vital.

¿Qué es el sistema circulatorio?

Es un conjunto de órganos y tejidos encargados de llevar y contener la sangre, que a su vez es la que lleva oxígeno, nutrientes y otros elementos importantes a todo el cuerpo humano. De esta manera se cubren todas las necesidades metabólicas del mismo. No solo lleva sangre a los órganos, sino que también es capaz de purificarlos al transportar de regreso sustancias y elementos que si llegan a acumularse pueden ser nocivos para las células. Se encarga de regular muchos procesos y mantiene estable la función del cuerpo humano.

Recordemos que todos los órganos están compuestos de tejidos y estos a su vez de células. El órgano que regula este sistema es el corazón, el cual se encargar de bombear la sangre a todo el cuerpo.

Haciendo que este fluido rojo llegue a todas partes sin que se acumule en ningún lugar, impulsándola desde el momento que llega al corazón, de forma que representa al motor de este sistema.

Funcionamiento

Este órgano tiene movimientos llamados latidos, que son los que expulsan la sangre que está contenido en su interior. Está compuesto por cámaras los cuales son las aurículas y ventrículos, un par de cada una, el corazón tiene esta propiedad de contraerse y dilatarse gracias a que está compuesto por tejido muscular.

El trabajo del corazón no sería posible sin la ayuda de las venas y las arterias. Conocidos también por los vasos sanguíneos, los cuales son las vías principales por la que viaja la sangre.

Ambas, aunque tienen sangre dentro de ellas, tienen una función distinta entre ellas. Las arterias llevan sangre oxigenada hacia los órganos del cuerpo, son bastante elásticas y tienen tejido muscular en una de sus capas que la conforman.

La sangre que contienen es roja brillante, ya que es rica en oxígeno, estas viajan más profundas que las venas y tienen una coloración roja. Las venas son los otros vasos sanguíneos del sistema circulatorio. También se encargan de regresar la sangre desoxigenada y con elementos de desecho hacia el corazón.

En este entra en este órgano y de inmediato llegará a los pulmones para hacer un intercambio de gases y la oxigena. Entrará de nuevo al corazón (circulación menor) y se ahí va directo a las arterias, para entrar de nuevo a los órganos (circulación mayor). La sangre de las venas es más oscura que la de las arterias por ser desoxigenada y contiene la mayor parte de elementos que ya no son útiles para las células.

Los glóbulos

Otro elemento del sistema circulatorio es la sangre, que está conformados por glóbulos rojos, responsables de tener la molécula de oxígeno. También glóbulos blancos, que son las células del sistema inmune. Otro componente de la sangre son las plaquetas, que tienen el papel de reparación y coagulación.

Finalmente, este conjunto de células, están suspendidas en un líquido amarillento o amarillo pálido, llamado suero o plasma. Este es rico de nutrientes y elementos necesarios para la estabilidad de estas células y el resto de los órganos y tejidos del cuerpo.