Educacion General

José y la gaviota que no podía volar

Había una vez un jovencito llamado José que era conocido por ser una persona amable y capaz de ayudar a todo el mundo sin pedir nada a cambio. José, pertenecía a una familia humilde, pero desde bien temprana edad fue aleccionado por sus padres para que tratase, en la medida de sus posibilidades, de ayudar a los demás.

Una tarde Jueves, mientras acudía a casa después de salir de la escuela, José contempló cómo estaban destruyendo parte del bosque para construir nuevas viviendas. Pocos segundos después, escuchó frente a un estanque cercano a una gaviota pedir ayuda y decidió acercarse para ver qué le sucedía.

El chico, incapaz de abandonar allí a la gaviota, la socorrió y llevó a casa para que descansase en la tranquilidad de su hogar, pudiera recuperarse y quizás, con un poco de fortuna, en unos días recuperar la capacidad de volar.

Cuando la gaviota recuperó las fuerzas y pudo volar, invitó a José a acompañarla a una cueva que conocía en donde se escondían riquezas. Dos semanas más tarde, José y su familia abandonaron la pobreza en la que se encontraban para vivir dignamente.

Moraleja: Cuando haces las cosas de corazón, la vida te recompensa sin esperarlo.

Juan

De profesión técnico informático, pero durante mi tiempo libre un apasionado de la lectura así como del deporte. Busco fomentar la educación en los mas pequeños, y los no tan pequeños con artículos didácticos y bien documentados.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.