La gran importancia del desayuno en niños

El desayuno es la primera y más importante comida del día para todos nosotros, pero es más importante aún para los más pequeños de la casa, ya que, al pasar toda la noche sin alimentos, este le brindará todos los nutrientes y energías necesarias para sobrellevar el resto del día.

A la hora de hablar de nutrición infantil, lo que más se debe tener en cuentas es que estos se encuentran en una etapa muy importante de su desarrollo y crecimiento. Es por esto que su dieta debe contener un extra de nutrientes esenciales que les aporten esa energía de sobra que tanto les hace falta para su correcto desarrollo.

Algo muy relevante a tener en cuenta es que durante esta importantísima etapa de la vida de los niños se marcan referencias en cuanto a lo que serán los hábitos alimenticios del niño en el futuro, incluso hasta llegar a ser adulto. Estos hábitos que se desarrollan en la infancia pueden influir a que se desarrollen enfermedades a lo largo de la vida adulta como lo pueden ser la diabetes, el sobrepeso o lo obesidad. Cada una de estas representaría un riego a la vida de la persona afectada.

Es por esto que, al crear buenos hábitos alimenticios en los más pequeños de la casa, le estamos incentivando a llevar una vida más saludable y a prevenir la aparición de estas terribles enfermedades que realmente son fácilmente prevenibles.

Importancia del desayuno para prevenir la obesidad

Una de las enfermedades que nos mantiene muy preocupados en la actualidad es la obesidad infantil, aunque los expertos tienen la creencia de que esta se puede prevenir si se alienta a los niños a ingerir un desayuno saludable diariamente. Los estudios realizados demuestran que para mantener un peso corporal saludable es de suma importancia no escaparse el desayuno.

Esto quiere decir que los infantes que no realizan esta comida tienen una tendencia mayor a que el hambre haga su aparición mucho antes de la hora del almuerzo, haciendo que estos sean más propensos a picar alimentos con altos niveles de grasa y azúcar para solventar esta necesidad nutricional.

Por su lado, aquellos niños que desayunan todos los días con cereales integrales, como la avena, no cuentan con esta tendencia a que bajen sus niveles de azúcar en la sangre repentinamente a lo largo del día.

Debido a esto, los médicos y expertos en nutrición infantil remarcan la gran importancia del desayuno en niños y recomiendan que esta comida se encuentre exenta de cereales azucarados, ya que estos causan rápidos picos y bajones acelerados de los niveles de azúcar en la sangre de los pequeños.

Importancia del desayuno en niños para mejorar su salud mental

Es de conocimiento popular que un desayuno rico en nutrientes ayuda al desarrollo físico óptimo de los más chicos de la casa, pero lo que no todos saben es que, aunado a esto, un desayuno saludable aumenta, a su vez, la salud mental de los infantes.

La importancia del desayuno en niños radica en que este resulta en un gran aporte energético que les es de tremenda ayuda cuando se encuentran en su etapa académica, ya que este aporte conlleva a una mejor concentración y atención durante los periodos de clases. Además, acrecienta el estado de alerta y el rendimiento académico.

La revista Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine ha publicado un estudio que afirma que los niños que obtenían las más altas puntuaciones en evaluaciones matemáticas eran aquellos que desayunaban, mientras que los que no lo hacían obtenían calificaciones significativamente más bajas.

Los hallazgos de este estudio no hacen más que aportar más evidencias de la importancia del desayuno en niños. Otros estudios demuestran que los niños con mejores resultados académicos son aquellos que cuentan con desayunos diarios consistentes, esto demostrado por sus resultados superiores en pruebas de memoria y de fluidez verbal.

Contar con un desayuno lleno de nutrientes mejorará de manera significativa el estado anímico de los chicos y, por el contrario, el que falte esta comida puede hacer que el niño se encuentre cansado, triste o hasta irritable. Evitar el hambre de medio día en los niños reduce también el estrés y les será de gran ayuda a la hora de enfrentarse a los innumerables desafíos que les significa la vida escolar.