Gallinas

Si tienes algún tipo de jardín, huerto o granja en tu propiedad, debes sentirte muy feliz porque eres una persona privilegiada que posee algo que muchos desearían tener. Junto con la posesión de un terreno de este tipo, seguramente vas a querer tener ciertos animales para criar viendo los múltiples beneficios que algunos podrían traerte. Estamos hablando específicamente de las gallinas, las cuales son unos excelentes animales para criar.

Te hablamos de las gallinas porque no vas a encontrar una mejor opción que estos animales para criar en tu propiedad debido a todas las cosas positivas que tienen para ofrecerte. Son extremadamente fáciles de cuidar, divertidas, muy amistosas y capaces de proporcionarte los mejores huevos caseros para ahorrante el dinero y las molestas visitas al mercado en busca de ellos. En el presente texto, te vamos a presentar los mejores consejos para criar gallinas de una forma eficaz.

Elegir gallinas ponedoras

Si no quieres tener pérdidas muy grandes con la cría de gallinas a cambio de nada y tampoco deseas comerte a tus nuevas adquisiciones bajo ningún concepto, lo mejor sería que eligieras a aquellas que sean capaces de producir una enorme cantidad de huevos a la semana. El tipo de gallinas que se te está recomendando son capaces de producir hasta siete huevos a la semana, cosa que sería estupenda ya que representaría la producción de uno diario.

Es muy importante que tomes en consideración que estas gallinas comienzan a producir esta cantidad de huevos una vez que hayan cumplido los seis meses. La mayor cantidad la van a producir cuando ya hayan cumplido el año de edad, así que no desesperes si no producen la cantidad que esperabas al principio. Si las adquieres estando pequeñas aun, debes esperar un poco para comenzar a beneficiarte de su producción, pero créenos cuando te decimos que valdrá la pena.

 

Construir un gallinero adecuado para tus nuevas mascotas

Cuando hayas tomado la decisión definitiva de comprar gallinas para criar, lo más importante que debes tener es un gallinero con la iluminación y ventilación necesaria para garantizar que los animales no vayan a sentirse sofocados y asustados. También es importante que las gallinas queden protegidas de las lluvias, los rayos de sol excesivos y posibles ataques de depredadores. Un gallinero que no cumpla con estas condiciones no será apto para que una gallina esté relajada y ponga huevos.

La extensión de terreno usada para este gallinero debe ser la adecuada para la cantidad de gallinas que hayas decidido que vas a adquirir. Un espacio demasiado pequeño puede causarles un estrés enorme y no se van a sentir tranquilas para producir huevos. Además, debes limpiarlo, al menos, cada 20 días, retirar los excrementos que las gallinas hayan puesto y desinfectarlos con un tipo de productos muy específicos. Sobre esto último, debes informarte muy bien para no usar nada que pueda hacer daño a los animales.

Proporcionar ponederos y perchas

En cualquier gallinero es de vital importancia la colocación de ponederos y niditos en los cuales vayan a ser depositados los huevos que vayan poniendo las gallinas. Ubica los mismos en los sitios con menor iluminación y más tranquilos para rellenarlo con materiales como paja o esparto. Otra opción que tienes para rellenarlos son  las virutas de serrín, las cuales también podrían lograr los resultados esperados.

Adicionalmente, es importante que instales perchas elaboradas con madera para que tengan donde dormir o reposar. Las mismas deben ser ubicadas de manera que las gallinas no se manchen con sus excrementos entre ellas mismas. Debes tener muy presente que estos animales suelen dormir en las ramas de los arboles cuando se encuentran en su hábitat natural. Recuerda esto al momento de construir las perchas para que lo hagas de la forma más cómoda que puedas para las gallinas.

Asegurar un espacio en el cual deambulen fuera del gallinero

Un aspecto muy importante que debes tener en cuenta es que las gallinas no pueden estar las 24 horas del día encerradas en el gallinero porque no es para nada beneficioso para ellas. Van a necesitar un sitio al aire libre en el cual se puedan mover libremente sin sentirse encerradas o cautivas. El ejercicio puede tener un efecto realmente positivo en la salud de estos animales y la calidad de los huevos que vayan a poner va a ser mucho más elevada.

Para hacer el cálculo del espacio propicio para las gallinas, es recomendable que la extensión de terreno en la cual deambulen fuera del gallinero posea, al menos, un metro cuadrado para cada animal. De esta forma, todas van a tener un pequeño espacio en cual caminar libremente.

Toma en cuenta que estos animales comen literalmente lo que se les atraviese, así que debes tener mucho cuidado con que no vayan a acercarse a los lugares en los que cultivas ni a tus plantas preferidas porque ya te imaginaras lo que puede ocurrir. Finalmente, recuerda que las debes encerrar por la noche para protegerlas de depredadores.