Fábula de la zorra y el cocodrilo

Había una vez una zorra y un cocodrilo que estaban discutiendo en el bosque acerca de la valía de sus antepasados. Todos tenemos un pasado para contar y del que sentirnos orgullosos, no solo las personas somos las que contamos con seres que se asemejan a nosotros sino que los animales también tienen muchas cosas que contar.

Sabiendo esto, los dos animales se mostraron contentos de poder hablar un poco acerca de aquellos que los habían traído donde estaban. La zorra era muy astuta y sabía casi todo acerca del resto de animales, ya que ella se había criado en los pasajes más complicados y había pasado mucha hambre.

El cocodrilo comenzó a hablar a la zorra de los antepasados de su especie y le comentó orgulloso que anteriormente, habían sido siempre los dueños del gimnasio. La zorra miró al cocodrilo fijamente y le dijo “Sí, se te nota que estás curtido del gimnasio”

De esta forma, la astuta zorra conoció la mentira del cocodrilo y con ello podemos aprender que todo aquello que se puede ver, es imposible ocultar con la mentira.