Fabula de dar de corazón

La pobreza es una penuria que existe desde los primeros tiempos del hombre sobre todo, cuando se comenzó a comercializar los productos o a cambiar los bienes por dinero.

La fábula que traemos para hoy es muy valiosa, ya que nos habla de lo que significa “dar de corazón” ¿Comenzamos?

Iba la Reina caminando por las calles cuando de repente se le acercó un limosnero que tenía mucha hambre y esperaba encontrar en la generosidad de la reina, el bien de su día.

El limosnero se acercó a la Reina y dijo “una limosna mi Reina” Sin embargo, se tropezó con la replica de que la Reina le pidió algo a él diciendo “Dame tú algo a mi, ¿no soy yo tu Reina?”

De sorpresa el limosnero se sacó 3 granos de arroz y los cedió a la Reina cuando esta le dijo, ¿ves como tenías? Así que la Reina le dio una moneda de oro por grano de arroz.

Viendo esto, el hombre le dijo a la Reina, ” oh pero si tengo más cosas” para que así la Reina pudiera darle más monedas de oro. Sin embargo, esta contestó: “No, únicamente de lo que das de corazón, puedes recibir”

Moraleja: No siempre tenemos que recibir algo a cambio para dar, es mucho mejor siempre dar de corazón