Interaccionismo simbólico
Educacion General

El interaccionismo simbólico – Características y autores

Durante el siglo XX, la teoría del interaccionismo simbólico llegó a revolucionar la sociología, la psicología social y antropología, entre otras ramas de las ciencias sociales, al estudiar las interacciones de los individuos y su significado.

Ha sido la base para muchas otras teorías que se han ido desarrollando con el paso del tiempo y que tienen como objetivo, la comprensión del fenómeno de las relaciones sociales y como estas influyen en la creación y dinámicas de la sociedad.

Interaccionismo simbólico
Fuente | Pixabay – Interaccionismo simbólico

¿Qué es el interaccionismo simbólico?

Se trata de una corriente teórica que se encarga del estudio y explicación de los diversos tipos de interacción que tienen los individuos en una sociedad, así como el estudio de los diferentes símbolos que se utilizan en ella.

Ha sido la base de muchas otras teorías que buscan comprender no solo la interacción social, sino también la construcción del yo, y como, los individuos se perciben a sí mismos dentro de su sociedad y la organización social que existe en la misma.

Toda acción tiene una explicación

Es comprensible entonces, el hecho de que esta teoría se haya extendido a otros campos de estudios de las ciencias sociales que buscan comprender toda la dinámica y los fenómenos sociales que se presentan en cuanto a la interacción entre los individuos.

El planteamiento base de esta teoría, parte del hecho de que los individuos se definen a sí mismos de acuerdo con la interacción social que poseen y que varía de un contexto social a otro. Todo ello, dando pie a más teorías.

Todas las acciones tienen un sentido

Para la teoría del interaccionismo simbólico, cada una de las acciones que realiza el individuo, tiene una razón de ser, nada es por azar, toda interacción es simbólica; es decir, tiene un significado en particular, por lo que cualquier actividad que se realiza, tiene un carácter social.

A nivel simbólico cada acción tiene su razón de ser, convirtiéndose en una especie de lenguaje no verbal y el lenguaje hablado a su vez, pasa a ser una manera de manifestar las intenciones, actitudes, objetivos e incluso posiciones, entre los individuos.

Partiendo de esta base, se plantea que el individuo es una representación, más que una expresión de quien es en realidad, construyéndose por medio de los significados que se devengan de su interacción con otros individuos.

El teatro de la vida social

Al evolucionar esta teoría, hasta su segunda generación, se plantea una nueva premisa: la vida social es un teatro, en el cual cada individuo asume un rol que cumplir para que la obra funcione. Este rol puede variar, dependiendo del contexto en el cual se encuentre la persona.

Para Erwing Goffman, uno de sus principales exponentes, todos los individuos son actores que interpretan un papel en la interacción social, todos los días, a fin de crear unas imágenes sociales de sí mismas; la cual varía dependiendo del contexto en el cual se encuentre.

 

Principales autores

En la primera generación del interaccionismo simbólico, se estudia el análisis del discurso o de los gestos y de la imagen, no solo como elementos individuales, sino también como parte de la construcción de la realidad social.

El exponente principal de esta corriente es, sin lugar a dudas, Mead, aunque otros nombres también destacan, como por ejemplo: Park, Thomas Pierce, Colley, Simmel, Blumer, Call, Strauss, Stryker, Rosenberg, Turner y Shibutani.

Para la segunda generación, la etogenia es uno de los principales objetivos; es decir, el análisis de la acción humana, junto con su dimensión moral, al momento de tener cualquier tipo de interacción humana de carácter social.

En este sentido, Erwing Goffman es el autor más destacado, pero no el único; pues también se encuentran personajes relevantes como Cicourel, Rom Harré y Garfinkel, quienes realizaron aportes importantes para el estudio de las interacciones sociales.

Todo ello, llegó a tener tal relevancia, que muchas de las premisas de esta teoría, fueron consideradas como parte fundamental para dar explicación a los fenómenos sociales desde diversos puntos de vista, con estudios desde un carácter psicológico hasta antropológico.

Sin embargo, ha sido una teoría muy criticada, por el hecho de reducir todo a simplemente la interacción social y el orden de la misma, para explicar todos los fenómenos sociales. Esto ha sido un problema, pues carece de objetividad real ni hace uso de métodos cuantitativos para poder fundamentarse.

Juan

De profesión técnico informático, pero durante mi tiempo libre un apasionado de la lectura así como del deporte. Busco fomentar la educación en los mas pequeños, y los no tan pequeños con artículos didácticos y bien documentados.

También puede gustarte...