El hada que no podía volar

Había una vez un pequeña y hermosa hada llamada Lily, ella era una de las hadas as hermosa del bosque de las mil flores, Lily tenía un físico deslumbrante una piel blanca como la nieve, unos ojos azules como el cielo y una dorada cabellera, a pesar de todos estos atributos, Lily era considerada como una de las hadas menos querida del bosque de mil flores, esto se debía a que Lily tenia alas, pero no podía volar.

 

Lily era la única hada que no podía volar del todo el bosque, esto la hacía sentir tan triste que ella lloraba y lloraba tanto, a veces era tanto el llanto que su pecho se trancaba de tanto llorar, las otras hadas pensaban que ella era un fenómeno y que no podía ni debía ser parte del bosque, la consideraban aparte de fenómeno un bicho extraño.

 

Una mañana al despertar todas las hadas se reunieron para celebrar la fiesta de la primavera, la cual era la fiesta de las flores, este era uno del acontecimiento más esperado por las hadas ya que se reunían para poder ayudar a polinizar a otros insectos y además de poner color a la primavera.

 

Las hadas recibían estas fiestas con mucha expectación ya que también dependiendo de su trabajo podían embellecerse más y obtener un color nuevo en sus alas el cual podían lucir al volar, Lily no estaba tan contenta.

 

A pesar de todo Lily mantenía un espíritu alegre, optimista y era muy trabajadora, ella siempre estaba a la disposición en la plaza central del bosque de las mil flores, en ese momento la reina de las hadas estaba en el lago dirigiendo a las demás hadas en realizar sus prácticas de vuelos para poder ir a polinizar con los insectos.

 

Las otras en ir a pintar la primavera, Lily estaba observando y de repente la reina la llama para que le ayude a iniciar a pintar la primavera desde el área terrestre, aquella tarde la reina de las hadas observo algo en Lily fuera de lo común, lo cual decidió darle una oportunidad.

 

Todas las hadas aguantaron la respiración por la molestia de que Lily “el hada que no podía volar” fuera sido escogida por la reina. Muchas de las hadas se movían con gran velocidad, cada hada tenía la función de modelar una forma de insecto, por ejemplo, una formaba la forma de la mariposa con los colores morado, rosa y azul celeste, otras hacían los mismo con otros colores e insectos.

 

Lily muy feliz por su trabajo solo se enfocó en empezar a desempeñar su papel, así que se acercó a un grupo de hadas para ir aprendiendo las tonalidades de la primavera y cada uno de los lugares en donde debía dirigirse, en un instante las hadas intentaron sabotear su labor haciéndose que se perdiera, pero hubo una que decidió ayudar a Lily y guiarla en todo el trabajo, el hecho de Lily ser como era de hermosa molestaba a las otras hadas.

 

Antes del atardecer había que pintar todo, de repente horas antes del atardecer una de las hadas encargada de pintar la primavera derramo todas las pinturas y se quedaron sin pintura, todas estaban asustada porque no querían decir nada a la reina de las hadas, Lily se las ingenio como ella sabía las propiedades naturales del suelo y cada una de las platas y flores del bosque se fue con la otra hada y lograron hacer una mezcla de plantas con minerales sacando colores, era colores muy brillantes y había algo que Lily si podía hacer, y era que su cabello poseía poderes mágicos, así que con su cabello ilumino las pinturas y se presentó con las otras hadas.

Las otras hadas quedaron atónitas al ver que “el hada que no podía volar” había logrado solucionar el problema, así que tomaron las pinturas y una hora antes del atardecer pintaron toda la primavera, Lily se encargó de toda la parte terrestre y al llegar el atardecer, el bosque estaba hermoso y lleno de colores.

 

La reina de las hadas sabía lo que había hecho Lily y la llamo y junto a las otras hadas Lily fue honrada y pinto sus alas del color purpura más bello y brillante, le dio el regalo más grande que fue el amor y la amistad, Lily no pudo volar, pero entendió que muchas veces existe un propósito de las cosas y además pudo conocer a un hada que creyó en ella y fue la reina de las hadas.