El embustero

Un hombre que no tenía muchos recursos, enfermó gravemente y al no poder comprar medicinas rogó a los dioses que le ayudaran, a cambio de una ofrenda de 100 bueyes. Los dioses le concedieron una prueba y le permitieron recobrar la salud completamente. Sin embargo, el hombre carecía de los 100 bueyes.

Para satisfacer a los dioses, modeló en arcilla 100 bueyes y los llevó al altar de las ofrendas, argumentando a los dioses que él prometió los bueyes, pero no especificó cómo.

Los dioses, queriendo reírse del hombre aceptaron la ofrenda, pero como “agradecimiento” le mostraron un sueño en el que iba al mar y encontraba 1.000 monedas de plata.

El hombre corrió al mar, pero al llegar unos piratas le raptaron. Cuando vinieron unos compradores, el hombre fue vendido, exactamente por 1.000 monedas, tal y como los dioses le habían mostrado.

Moraleja:

Quien intenta engañar a los demás, al final termina siendo engañado por otros.