Inicio Cuentos Cortos Cuentos clásicos

Cuentos clásicos

Gulliver en Liliput

Gulliver viajaba en un bonito velero hasta que al llegar a las aguas de las Indias orientales lo alcanzó una tempestad que empezó a zarandear el barco hasta que finalmente acabó hundiéndose, por lo que toda la tripulación tuvo que intentar salvar su vida. Gulliver seguía nadando pero le empezaron...

Las habichuelas mágicas

En una cabaña perdida en el bosque vivían una madre y un hijo cuya situación económica empeoraba conforme pasaban los días. Por ello, la madre mandó a Periquín, su hijo, a la ciudad, con la intención de que consiguiese vender la última vaca que les quedaba. El niño se dirigió...

La niña de los fósforos

Cuenta la historia que una vez había una niña que la última noche del año se encontraba vendiendo cerillas por la calle. Era tan pobre que el frío hacía de ella su mayor tortura, pero para empeorar la situación, en un momento en el que se disponía a cruzar...

La bella durmiente

En un lugar muy lejano una reina tuvo una preciosa hija a cuyo bautizo fueron invitadas todas las hadas del reino menos a la más malvada. Aun no siendo invitada, el hada malvada se presentó y al pasar frente a la cuna de la pequeña la maldijo diciéndole que...

El mago de Oz

En una granja de Kansas había una niña llamada Dorita que tenía un perro de nombre Totó. Un día, jugando con su perro en el jardín, se acercó un tornado del que Dorita y Totó no pudieron escapar. El tornado se los llevó a un lugar que no conocían,...

Pulgarcito

Una vez hubo un campesino muy pobre que se encontraba frente al fuego mientras su esposa hilaba. Ambos sentían pena por no haber tenido hijos, ya que el silencio que había a su alrededor los entristecía.La mujer dijo que se conformaría incluso con un hijo pequeño, que no fuese...

Peter pan

Érase una vez 3 hermanos de nombre Wendy, Michael y John que se encontraban viviendo en las afueras de Londres. La mayor, Wendy contagió a sus hermanos su admiración por Peter Pan, ya que todas las noches les contaba sus aventuras. Una noche, cuando se dispusieron a dormir, pudieron ver...

Blancanieves y los siete enanitos

En un país muy lejano vivía una bella princesa de nombre Blancanieves, cuya madrastra era una reina muy vanidosa y siempre quería ser la más guapa del reino. Tenía un espejo mágico al que siempre le preguntaba quién era la mujer más guapa del reino, a lo que el...

El ratoncito perez

Érase una vez un ratoncito de nombre Pepito Pérez que vivía en la ciudad junto a su familia. Su agujero no era muy grande pero sí era muy cómodo, y siempre tenían comida. Un día, el Ratoncito Pérez subió a la planta de arriba y entró en una vivienda....

La cenicienta

Cuento de cenicienta Erase una vez una joven verdaderamente bella que había perdido a sus padres, por lo que acabó viviendo con su madrastra. Esta mujer tenía dos hijas muy feas a las que mimaba y consentía todos los caprichos. Debido a que Cenicienta siempre cargaba con todo el trabajo duro...

El gato con botas

En un lugar muy lejano había un viejo molinero que tenía tres hijos. Cuando la muerte ya le andaba cerca, decidió llamarlos para repartirles lo poco que tenía de herencia.  Al mayor de los hermanos le dejó el molino, al mediano el burro y al más pequeño le dejó...

El sastrecillo valiente

Una mañana se encontraba un humilde sastrecillo sentado junto a su mesa justo al lado de la ventana. Estaba de buen humor y cosía con mucha alegría. En ese momento pasó una campesina por la calle vendiendo mermelada, por lo que se asomó y la llamó para comprársela. La...

Juan sin miedo

Había una vez un padre que tenía dos hijos de los cuales el mayor era muy listo y despierto. Sin embargo, el pequeño era un zoquete incapaz de aprender nada. Para todas las faenas era necesario acudir al mayor, aunque cuando había que realizar alguna tarea en la que...

El soldadito de plomo

Hubo una vez un juguetero que fabricó un ejército de soldaditos de plomo. Cada uno llevaba un fusil al hombro y una chaqueta roja, pantalones azules y un sombrero negro alto con una insignia en la frente. Al juguetero no le alcanzaba el plomo para el último soldadito y...

El gigante egoista

Cuando los pequeños salían de la escuela siempre iban a jugar al jardín del gigante. Se trataba de un jardín muy grande y hermoso lleno de césped y con muchas y muy bonitas flores. Pero un día el gigante volvió ya que se encontraba de viaje, y al llegar vio...

Pinocho

En una vieja carpinteria, Geppetto, un hombre ya anciano muy amable se encontraba terminando un muñeco de madera, le estaba dando ya las últimas capas de pintura antes de dormir. Una vez terminado de pintar al muñeco como a cada una de sus creaciones decidió ponerle un nombre, "Decidido!!...

El nuevo traje del emperador

Había una vez un emperador muy presumido que tan sólo pensaba en comprarse ropa. Tenía siempre a su disposición una gran cantidad de sastres que le hacían nuevas prendas constantemente, ya que su objetivo era convertirse en el emperador mejor vestido de todos los reinos de todo el mundo.     Un...

La ratita presumida

Había una vez una ratita que era muy presumida. Se encontraba barriendo su casita cuando vio algo en el suelo que brillaba. Se trataba de una moneda de oro. La recogió y se dedicó a pensar qué podría comprar con esa moneda.     En principio pensó en caramelos, pero desechó la...

Simbad el marino

Hace muchos años vivía en Bagdad un joven de nombre Simbad. Era tan pobre que se tenía que dedicar a transportar fardos de un lado para otro. El destino hizo que un hombre bastante potentado ordenó a su criado que llevase a Simbad a su presencia. Una vez que...

Barba azul

Había una vez un hombre que tenía bonitas casas en la ciudad y en el campo, además de muchas riquezas y muebles de lujo así como carrozas doradas, pero tenía la desgracia de tener la barba de color azul, algo que le hacía tan feo que ninguna mujer se...

Últimos artículos

¿Qué es un material elástico? – Tipos y cómo se sintetiza

Los materiales elásticos son los que poseen la capacidad de resistencia ante cualquier tipo de fuerza o influencia física desfiguradora o distorsionadora, que después,...