Pedagogía

El deporte y los más pequeños

Los más pequeños, al igual que los grandes hemos de realizar actividades físicas tanto de forma involuntaria en nuestro día a día, como de forma voluntaria ya sea por salud o simplemente por ocio. En este artículo vamos a hablar del deporte y como nuestro hijo o hija ha de ir interesandose por este mundo de forma paulatina desde su niñez.

En primer lugar indicar que decimos que se ha de ir implementando desde la niñez porque realmente el deporte es algo positivo tanto a nivel cognitivo como social, psicomotriz y de salud. El deporte nos permite evadirnos y si bien los más pequeños no tiene que desconectar del trabajo ni evadirse de sus jefes, si que tienen esa pequeña necesidad de cambiar de aires y despejarse aun que no lo sepamos. A su vez, que nuestro hijo practique algun deporte le va a ayudar en su sociabilización y es que aunque puede conocer a determinados integrantes de los equipos o participantes del deporte que realice, lo cierto es que la mayoría serán para él o ella, personas desconocidas con las cuales no sólo tendrá que interrelacionarse sino que incluso acabarán siendo sus amigos y amigas.

A la hora de elegir un deporte para nuestro hijo es claramente interesante que sea él o ella quien decida, comúnmente la respuesta estará condicionada a lo que hagan sus mejores amigos y más allegados, no obstante si queremos que tenga motivación por lo que hace hay que dejar la decisión delegada en él. Si por lo contrario, tenemos un objetivo muy claro como puede ser el de que haga natación para aprender a nadar y conseguir evitarle una molestia mayor cuando sea más grande y tenga que enfrentarse al agua sin saber como defenderse, deberemos mostrarle en que consiste, ir a visitar la piscina y en general hacerle una primera pequeña introducción y toma de contacto con el deporte para que se vaya encariñando o vaya mostrando un interés que hasta la fecha era inexistente.

Por último, indicar que más allá de las ventajas que ya hemos visto, a nivel de salud también habrá que valorarlo y es que hacer deporte es una de las mejores acciones que podemos llevar a cabo en nuestro tiempo libre, al margen de acometer las responsabilidades que cuando son más mayores obtienen al ser estudiantes. El deporte permitirá a nuestros hijos fortalecerse tanto exterior como interiormente, conseguirán una movilidad coordinada más correcta, puede ayudar en la superación de ciertas manías e incluso defectos físicos de carácter leve y por si fuera poco ayudará a que el crecimiento de huesos y músculos se haga de una forma más rápida.

En definitiva el deporte en los niños es una actividad a tener muy en cuenta y que debería estar presente en la vida de cualquiera de ellos.

Juan

De profesión técnico informático, pero durante mi tiempo libre un apasionado de la lectura así como del deporte. Busco fomentar la educación en los mas pequeños, y los no tan pequeños con artículos didácticos y bien documentados.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.