Delfín común

El delfín común oceánico o delfín de aletas cortas no debe ser confundido con el delfín común costero, ya que tienen múltiples puntos en común. Se pueden distinguir por su color, pues la parte dorsal superior es gris oscuro y la zona ventral es blanca. Una raya oscura se extiende desde la boca hasta una de sus aletas.

El delfín común oceánico esta muy extendido a lo largo y ancho del mundo, habita aguas tropicales y subtropicales de los océanos Atlántico y Pacífico y el Mar Mediterráneo, Mar Negro, Golfo de México y Mar rojo. Algunos ejemplares han sido encontrados en el océano índico y en Japón. Es una de las especies más numerosas y prolíficas del mundo.

Son nadadores rápidos que rozan una velocidad de 50Km/h. Miden casi dos metros y medio y pesan unos 120 kilos. En esta especie la hembra es ligeramente más pequeña que el macho. Son sociales y juguetones, realizando increíbles saltos fuera del agua. En muchas ocasiones echan sus presas fuera del agua para poder atraparlos fuera de ella.

Como casi todos los delfines, el delfín común oceánico se alimenta de pulpos, calamares y peces.

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Cetacea
Suborden: Odontoceti
Familia: Delphinidae
Género: Delphinus
Especie: D. delphis

El cortejo se inicia normalmente cazando juntos, después machos y hembras se abrazan con las aletas nadando juntos, para finalmente iniciar la copula juntando vientre con vientre. El tiempo de gestación de la cría (que suele ser una en la mayoría de los casos, y de manera excepcional 2 o 3, ratios parecidos a los de los seres humanos) es de 12 meses. Después del nacimiento la madre amamantará a la cría hasta los 8 meses de edad, cuando ya estará preparada para comer alimentos sólidos, aunque seguirá una media de 5 años con su madre hasta independizarse. Su promedio de vida en estado salvaje es de 20 años de edad, en cautividad se verá sensiblemente acortada.