¿Debo comprar juguetes determinados según el sexo de mi hijo?

En este artículo vamos a hablar sobre un tema que aunque no lo parezca es más recurrente de lo que creemos, y es que ahora que acaban de pasar las navidades, es muy probable que más de un padre o madre se haya encontrado con que en la carta a los reyes de sus hijos se incluyen algunos juegos o juguetes que no acaban de “encajar” según los estereotipos típicos con su sexo. Un claro ejemplo de esto sería niñas que han incluido coches o scalextric entre sus deseos de regalos o niños que han escribo a los reyes que desean una cocina como la que han visto a una amiga o en una tienda, para estas navidades.

Primero destacar que este artículo se hace porque aunque muchas personas puedan llegar a pensar que ante esa situación la respuesta es muy fácil, se compra lo que el niño quiera y ya está, lo cierto es que la realidad es bastante diferente y es que aún pesan mucho los antecedentes de cada uno, el que dirán y el hecho de que se considere que un niño que juega a cocinar puede que no esté haciendo lo correcto por algún motivo, ya avanzamos que ilógico.

Los juguetes de los niños y la no concreción del sexo

Actualmente existen en el mercado una gran cantidad de juguetes de todos los tipos, si bien es cierto que años atrás debido a la baja cantidad de los mismos era muy común encontrarse con niñas con una muñeca y niños con un coche de juguete o un muñeco de acción, actualmente ante tal avalancha de opciones los niños eligen lo que les gusta y no tanto lo que se espera que les guste. Si una niña tiene hermanos es más probable que haya visto jugar con coches y consolas y que cuando lleguen las navidades, al haber participado en esas actividades, también desee poseer una, y lo que como padres hemos de tener totalmente claro es que ello no va a condicionar en nada su vida ni sus decisiones futuras en ningún aspecto.

El juego simbólico

En el caso de los niños y el ejemplo descrito anteriormente sobre la cocina de juguete, hay que recordar que en los centros de educación infantil privados como pueden ser Montessori (popular por su metodología de enseñamiento aprendizaje), los niños y niñas realizan lo que se denomina juego simbólico, donde representan situaciones de la vida cuotidiana con el fin de jugar a la vez que están aprendiendo el funcionamiento de distintas tareas con las que se pueden encontrar en un futuro inmediato. Es por ello que entre estas actividades se encuentra cocinar, barrer, entre otras, actividades que pocos niños desempeñan en su casa pero que tiene todo el sentido que realicen y aprendan. Por tanto los centros de este nivel ya son conscientes del poco bien que hacemos a un niño o a una niña a la cual rechazamos su regalos por no ser “típicos” de su sexo.

Hemos de recordar que hablamos de niños y que ello implica que no eligen regalos por el que dirán o si encajan o no con su edad y sexo, únicamente porque les gusta, les motiva, les atrae y han visto algo en ellos que les va a aportar diversión y felicidad objetivo principal de cualquier regalo que hagamos y si además de ello puede aportarle un conocmiento extra y por tanto un aprendizaje eso que habremos ganado tanto ellos como nosotros.