La cultura maya religion y sus calendarios

La religión maya es una de las que más trascendencia ha tenido a lo largo de los siglos, pero para llegar a comprenderla hay que saber primero qué fue realmente la civilización maya o la cultura maya religion.  La cultura maya fue una civilización  mesoamericana,  conformada principalmente por los pueblos mayas. Fueron los más destacados, gracias a su rica escritura gelífica, uno de las ramas de escritura más desarrolladas de todo el continente americano,  como también destacaron su arte, nivel arquitectónico y, por supuesto,  matemáticas, astronomía y ecología.

La cultura maya religion  y sus creencias abarcaron y se desarrollaron en  el sureste de México, también en la mayoría de Guatemala, la parte occidental de Honduras y El Salvador.  Ahora bien, sabiendo cuáles eran las cualidades y características que hicieron prospera la cultura Maya  y cómo se desenvolvían a lo largo de la historia, pasemos a una parte primordial y que fue de gran importancia, una de las fascinaciones que destacan hoy en día.

El tiempo como base esencial para la cultura maya religion

Para los Mayas, la religión era lo más importante, entre ritos y ceremonias a gran escala, su importancia fue sagrada, y tanto era su peso que los mayas adoraban a infinidad de dioses. Siendo así una religión netamente politeísta.

Otra de las cosas que más destacaron de su cultura maya religion, fue centrarla en el pasar la vida alrededor de ciclos infinitos, siendo así el tiempo su base esencial. Por ende, los mayas se encargaban de realizar infinidades de calendarios, basándose en diferentes pautas  en los variados ciclos de vida de la cultura maya religion.

Por ejemplo, los mayas creían fervientemente que el mundo y el universo se había creado cinco veces y al mismo tiempo destruido cuatro veces,  siendo esto una  creencia que se transmitió desde los 900 años hacia adelante.

Los mayas, sus dioses y entes sobrenaturales

Con referente a sus dioses, como hablamos anteriormente, los mayas eran politeístas, es decir, poseían varios dioses pero, los más destacados  fueron: Hunab Ku, que significa “un solo dios”, que fue el dios creador, tanto de la humanidad como el del mundo entero a partir del maíz.  Siendo así, el padre y señor de todos los dioses.

Itzamna,  señor de los cielos, del día y la noche, hijo de Hunab Ku, y creador de la escritura y el calendario maya. También, existían otros seres sobrenaturales, entre los más resaltantes estaban:

  • Los ancestros, que junto con los dioses y héroes eran los seres más importantes y respetados de toda la cultura maya, siendo estos los que se encargaban de ayudar a su descendencia, por lo cual había que rendirles ofrendas para que sintieran cuan agradecidos estaban.
  • Los héroes, a pesar de no tener el peso que en otras culturas, como lo eran en la romana y griega, también recibieron algo de reconocimiento y ayuda divina, siendo juzgados por sus hazañas. A mayor  hazaña, mayor  era su reconocimiento, llegando a ser una deidad y el privilegio de ser recordado como tal.

En cuanto  a la vida después de la muerte, los mayas tenían otro tipo de creencias basándose en sus dioses, siendo una de sus bases principales y primordiales para la religión, la cual se basaba principalmente que, en cuanto al paraíso se trataba, este solo se encontraba netamente reservado para aquellas personas que habían sido sacrificadas en algún ritual, asesinados o  que hayan muerto durante la niñez.

Mientras que el infierno o el limbo estaban destinadas aquellas personas que mantuviesen su vida terrenal plena, siendo custodiados  y gobernados por los dioses de la muerte.

Los calendarios como base primordial en la cultura maya  religion

Ahora bien, pasemos a  otro tema en particular pero no menos importante: los calendarios mayas y  que papel cumplían en torno a las creencias y su cultura maya religion.

Comenzamos con el tzolkin, un calendario sagrado que estaba estructurado principalmente por 360 días, siendo el centro de todo el calendario. Al mismo tiempo, basaba dos círculos, los cuales estaban conformados por 16 enumerados y  la otra hilera por 20 días en nombres, y estos a su vez se repetían cada 260 días.

También, contaban con el tun, netamente ceremonial, distribuido en 360 días y agregando 5 más de mala suerte. Por último, otros de los calendarios más demandados fueron el Katun y el de Venus, que posee un total de 584 días, compuesto por un calendario lunar y un ciclo de los dioses.

La cultura maya religion en el ámbito de los sacrificios y los rituales

Ahora que hemos hablado de los calendarios Mayas y  de qué forma estaban compuestos,  pasaremos a otro aspecto esencial de la cultura maya religion, siendo esta las ceremonias sagradas y  que significaban

Para ello, hablaremos un poco de los términos, así luego pasar y explicar  para qué se realizaban ese tipo de rituales y sacrificios.  Por ejemplo, el auto sacrificios se basaban, principalmente, en perforar la lengua, los lóbulos y órganos sexuales para luego ofrecer la sangre recogida. Una vez era recogida, la quemaban junto a papel, vegetales, entre otros componentes extraídos del propio sacrificio.

También, se encontraban los sacrificios humanos, principalmente los esclavos, los prisioneros de guerra  y los individuos que eran destinados desde su nacimiento, a estos se les extirpaba el corazón o eran decapitados. Inluso estos eran acompañados de bailes, utensilios, como hongos u otras hierbas, y también por cantos.

¿Para qué hacían estos rituales?  A diferencia de otras culturas, siendo las ceremonias principalmente por variedades de actividades, siendo una de ellas las ofrendas para deleitar y rendirles devoción a sus dioses. También podían rendirles culto mediante danzas, obras y sacrificios.

Los mayas, sin embargo,  resaltaban que los dioses requerían alimentos para que estos fuesen capaces de ayudarlos y obrar a su favor. Entre las ofrendas se encontraban principalmente el ofrecimiento de sacrificios humanos,  destacando principalmente las ofrendas de sangre  producidas por diversas partes del cuerpo humano  e incluso eran capaces de ofrendar alguna parte del cuerpo también (lengua, labios, orejas, entre otros). Si elsacrificio poseía grandes cantidades, era mucho mejor, ya que daba a entender la jerarquía que poseía el sacrificado para con su dios.