Convenios Colectivos

Para hacer un prefacio a los convenios colectivos, lo podemos establecer como la regla primordial que administra los derechos de todos los asalariados, por ejemplo los de la región de Iberia, en donde lo denominan como el reglamento de los asalariados. En pocas palabras lo definen como el cumulo de reglas elementales que sistematizan los intercambios particulares de labor por decisión ajena y es allí donde se expresan y se amplían los derechos de los que laboran como elementales y de ineludible acatamiento.

Los intercambios de los que laboran y su relación con los dueños no están solamente basadas en los preceptos legítimos y normados por el gobierno de turno, estos también se amparan por arreglos generales. La norma de los asalariados funciona como un código de trabajo el cual establece que si no hay un acuerdo general hacia una acción específica, si esta no está reflejada en los acuerdos.

Convenio colectivo

Imagen cortesía de pixabay.es

Los convenios colectivos exigen a todos los dueños de empresa y a sus asalariados inmersos en su sistema de acción un periodo de tiempo vigente. A excepción que se acuerde una normativa inversa. Frecuentemente todas las normas se extienden e forma anual, a excepción si una de las partes emite una queja formal por una acción que no lo favorece.

Las corporaciones gigantescas suelen pactar tratos de sociedad empresarial con sus juntas de empresas o autorizados sindicales que estén afiliados en sus registros, aunque las corporaciones independientes y las pequeñas y mediana empresa en la que no existen autorizados sindicales están en la obligación de usar acuerdos colectivos pactados por las agrupaciones sindicales y por las corporaciones empresariales que lleguen a tener una representación sindical legalizada a nivel del estado, regional, estatal y local la cual debe contar con un mínimo del diez por ciento de corporaciones afiliadas.

Estos convenios se dan a conocer a través de la gaceta oficial o en pro del ámbito territorial, la cual tendría como denominación gaceta municipal, que va a representar los convenios suscriptos en el ámbito de ese municipio.

Clasificación de los convenios

Los convenios colectivos se pueden clasificar según la región geográfica en donde los mismos serán aplicados, y los podemos catalogar en: contrato colectivo de espacio nacional, contrato de espacio municipal, contrato de espacio estatal y contrato de espacio local.

Aunado a esto, existen contratos colectivos que resaltan por el número de personas afiliadas a los cuales se les puede denominar contrato colectivo de empresa inferior o superior. El inferior influye sobre todos los asalariados de la compañía, o solo puede acoger a un pequeño grupo de la misma. El superior une a diversas compañías de una misma rama de un sector productivo.

 

Como emplear una contratación colectiva

Al momento de emplear a un asalariado, tendrás que usar  el contrato colectivo de la región que le pertenece a tu compañía según su localización geográfica. Ahora bien, si este no está establecido, entonces, tienes que apelar al contrato del espacio superior municipio o del estado, en donde podrás encontrar todos los derechos y obligaciones establecidas para las dos partes, empleador y empleado.

Cláusulas de un convenio o contrato colectivo

Imagen cortesía de pixabay.es

Las cláusulas de un convenio o contrato colectivo si tipifican en la de origen financiero que abarca los sueldo, los ingresos directos e indirectos, entre otros. Por lo cual es importante que al momento de emplear a un asalariado consulte la contratación o convenio colectivo para que esté al tanto de los pros y contra financiero que te pueden afectar.

Las clausulas profesionales que abarcan el trabajo diario, semanal, quincenal, mensual y anual, en donde se incluye todos los procesos inmersos en una jornada de trabajo con sus recesos, para colocar por categoría las bondades a la cual va a gozar cada trabajador según su condición de trabajo y de acuerdo a lo establecido en el contrato colectivo vigente.

Las clausulas sindicales abarcan a todas las comisiones establecidas en la compañía, a los representantes del personal y a los estatutos o acuerdos de negocio, los cuales son de suma importancia porque en estos está establecido los derechos de justicia y equidad de los cuales gozan todos los empleados.

Las cláusulas de seguridad y beneficio social, las cuales van a abarcar todos los beneficios médicos tanto público como privado al cual tienen derecho todos los empleados según lo establecido en la contratación o convenio colectivo actual.

Las cláusulas del ambiente laboral establecen que todos los trabajadores requieren de un ambiente sano para laborar, porque de existir un ambiente de trabajo toxico esto va a influir en la producción y en la eficiencia de la compañía, aunado a esto también podría influir sobre el bienestar físico y psicológico de los trabajadores.

El contrato o convenio colectivo debe estar siempre sometido a una supervisión ministerial y colectiva, las cuales van a ser garantes que los beneficios establecidos en el contrato sean cumplido entre las dos partes por igual, para que se cumpla el derecho social de equidad e igualdad entre  los entes involucrados.