¿Cómo usar el escalímetro?

Llega la hora de la clase de dibujo técnico, y te encuentras con el problema que no sabes utilizar el escalímetro. Pero tranquilo, no te preocupes. Si no sabes cómo usar el escalímetro, y deseas aprender para completar las actividades de tus próximas clases de dibujo técnico, entonces este post es para ti.

Acá nos encargaremos de mostrarte la función de un escalímetro, y en qué momentos es necesario usarlo para hacer las mediciones correctas. De la forma más fácil y sencilla, en unos pocos pasos aprenderás cómo hacer uso de esta herramienta de dibujo técnico, para que completes todas tus tareas en el menor tiempo posible. Así pues, si estás listo para aprender más sobre el escalímetro, te invitamos a seguir leyendo este artículo. ¡Aprenderás a medir todo tipo de dibujos!

¿Qué es un escalímetro?

Imagen cortesía de pixabay.es

Antes de hablar sobre cómo usar el escalímetro, en un principio debemos definir qué es. Esta herramienta no es más que una regla un tanto peculiar, de forma triangular o piramidal, la cual es usada para medir a escala en la que se representa un objeto, una figura, o un elemento cualquiera en el plano real, es decir, en la realidad misma.

Así pues, es denominado escalímetro, igualmente llamado escala de arquitecto, no es más que una regla especial que cuenta con una sección transversal con una forma prismática, con el fin de incluir diversas escalas dentro de una misma herramienta, brindándole así a los arquitectos, estudiantes, e incluso dibujantes, una mayor facilidad a la hora de realizar las mediciones pertinentes.

Teniendo esto en cuenta, también podemos alegar que el escalímetro es usado en mayor grado para poder dibujar diversos espacios que, dentro de un plano real, no cabrían sobre una hoja blanca de papel común y corriente.Dicha herramienta o aparato cuenta con tres escalas distintas, las cuales son la escala natural 1:1, la escala de ampliación x:1 y por último la escala de reducción 1:x.

¿Cómo se usa el escalímetro?

Imagen cortesía de pixabay.es

Para usar el escalímetro, primero debemos medir las dimensiones de un objeto cualquiera, con una regla, y anotarlas en un croquis para usarlas posteriormente. En este caso nos referimos a la medida de su base y sus costados principalmente, y todas aquellas que hagan falta de acuerdo al tipo de objeto que se trate. Con esto se tendrá el contorno de un elemento en escala natural, manteniendo sus proporciones y dimensiones.

Luego para hacer una escala de ampliación, debido a que podemos ampliar todo aquello que deseemos mientras la superficie de trabajo, es decir, el papel, nos lo permita, el paso es el siguiente. Para ampliarlo al doble, la fórmula x:1 se convertirá en 2:1 (sustituyendo la “x” respectivamente según sea el caso).

Es aquí donde, usando el escalímetro, de acuerdo a la escala que necesitemos, podremos medir el resultado final de nuestro dibujo y proyectarlo en diversas escalas, contenidas dentro de nuestra propia herramienta de trabajo, llamada escalímetro. Para ver la escala adecuada, únicamente necesitamos girar el escalímetro sobre su eje longitudinal. Esta es la verdadera misión del escalímetro: medir dibujos que contengan diversas escalas, como el descrito anteriormente. ¡Más fácil es imposible!

Lo mismo ocurre en una escala de reducción, con la diferencia que la fórmula, siguiendo nuestro ejemplo, sería 1:2, por ende, el diseño en cuestión será doblemente más pequeño a su tamaño original, e igualmente puede medirse usando el escalímetro. Sin duda alguna, es muy común que esta herramienta sea usada con fines escolares, e igualmente con fines universitarios y escolares. Es considerada como una de las herramientas por excelencia que todo arquitecto, diseñador, o estudiante debe tener en su repertorio.