¿Qué comen las cebras?

Las cebras, son uno de los mamíferos que habita las planicies de África. Siendo así un animal endémico, aunque se adapta bien en otros lugares, es un animal muy parecido al caballo y provienen de la misma especie. Desde luego las cebras son un poco más grandes y es casi imposible poder amaestrar a una cebra. Gracias a su agilidad, como los caballos, para saltar y hacer ciertos movimientos de manera rápida.

La cebra posee una musculatura fuerte y gracias a eso puede correr largas distancias para escapar de los depredares, como el león o el guepardo. También de los grandes felinos de las llanuras africanas y , eventualmente, de las hienas que pueden cazarlas en manadas si es el número de las mismas es superior.

Forma de vida

Como todos los animales del género Equus, las cebras al nacer ya deben estar preparadas para caminar y comenzar un proceso de adaptación a la vida salvaje. Ese será su entorno natural y de vida. Las cebras nacen completamente débiles en sus patas. Por lo que el instinto de supervivencia y también el aliento de la madre hacen que las piernas, en cuestión de media hora, comiencen a funcionar, pudiendo mantener el equilibrio.

La gran diferencia de estos animales a la de los caballos, que es el pariente más cercano que se puede apreciar en cualquier parte del mundo, es en primera su tamaño y segundo el pelaje.

Las cebras tienen un característico color blanco con franjas negras por todo el cuerpo. Esto les proporciona un excelente camuflaje en los pastizales altos y secos que caracterizan a las llanuras africanas. La vida de estos animales es completamente salvaje. Estas se reproducen de manera habitual y mantienen el orden del ciclo de la cadena alimenticia en las sabanas. Ayudan a la reforestación de algunos sitios así como de alimentos para animales carnívoros.

Incluso, los cocodrilos que se apostan en los lagos pueden ser uno de sus depredadores. Logrando devorar una presa entera en cuestión de minutos.

Alimentación

Para saber qué comen las cebras se deben estudiar a estos animales de manera muy cercana. Su alimentación es variada y es típica de los animales herbívoros. Las cebras dependen de la vegetación tanto seca como fresca para mantenerse vivas durante muchos períodos. Siendo posible que una cebra pueda vivir de 15 a 20 años.

Los cambios en el clima de las sabanas africanas suelen ser muy bruscos. Por esto las épocas de lluvia suelen ser cortas pero generan comida fresca para los animales que hacen vida en ella. Pero, gracias a las adaptaciones del estómago de las cebras, estas pueden comer comida que no posee tantos nutrientes. Tal es el caso del pasto seco, raíces, brotes y frutos de las ramas de árboles pequeños o arbustos.

Otra cosa que comen las cebras, desde su nacimiento, es el calostro, es decir la leche materna. Esto es solo por algunos meses, pues las cebras pueden comenzar a pastar a los pocos meses de nacidas para emprender el viaje en busca de alimento. Los brotes de la tierra como las raíces, flores, hongos, ramitas y musgo son otra de las cosas que comen las cebras para poder sobrevivir.

Gracias a eso, las cebras deben pasar más de diez horas pastando para poder tener energía. La migración de estos animales en las estaciones secas y lluviosas hace que la alimentación sea variada. Esto hace posible que unas cebras puedan adaptarse más a la temporada de sequía como en el caso de las Cebras Grevy. Estas usan sus uñas para buscar agua en los ríos secos. Mientras que las Cebras de montaña buscan más altitud para poder encontrar otra fuente de agua y alimento.