Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum)

Este árbol es muy frecuente encontrárnoslo a lo largo y ancho del territorio español, ademas es fácil de identificar. Es originario de Asia Menor, extendiéndose por el Cáucaso hasta el Norte de América. Se cree que los mercaderes venecianos los trajeron a Europa atraídos por su aspecto, se cultivó en Europa como árbol ornamental, y llego a extenderse mucho. En este articulo veremos sus propiedades medicinales.

Esta planta florece a principios de primavera, las flores son pequeñas, blancas y vellosas, a éstas las rodean hojas verdes oscuras, a modo de parasol. Las flores forman ramilletes de unos 30 centímetros de longitud. Los frutos que vienen después de las flores, son brillantes y caen al suelo al madurar. Es en estos frutos donde se concentra la mayor parte de principios activos de este árbol medicinal.

La corteza de este árbol es rico en taninos y es bastante utilizado en la industria cosmética, especialmente en la formulación de jabones de baño.

¿En qué nos puede ayudar el Castaño de Indias?

La preparación de vino con las flores esta indicado para combatir las neuralgias, dolores reumáticos y artritis. Por otro lado su corteza controla las hemorragias, combate la bronquitis crónica y las inflamaciones intestinales y estomacales.

¿Qué contiene este árbol medicinal?

Saponina, taninos, flavonas, purina, almidón en grandes cantidades, azúcar, albumina, aceite,

Las castañas se recolectan en otoño y se secan al sol.

Para poder aprovechar sus propiedades medicinales, podemos preparar decocciones, o licores, también es posible administrarlo por medio de supositorios o por compresas.