Bulbo raquídeo
Educacion General

Bulbo raquídeo, función y anatomía

El bulbo raquídeo es una estructura subcortical, en forma de ampolla, que se encuentra situada en el tronco encefálico, en su parte baja. También se le conoce con los nombres de médula oblonga y mielencéfalo.

El bulbo raquídeo es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano; pues es el encargado de transmitir los impulsos desde la médula espinal hasta el cerebro. Es el encargado de muchas de las funciones autónomas que permiten la vida.

El daño de esta estructura o el cese de su funcionamiento, deriva de forma inmediata en la muerte; pues se encarga de todos los procesos necesarios para el funcionamiento de las vísceras además de ser el responsable de la homeóstasis.

 

Bulbo raquídeo
Fuente | Patrick J. Lynch, medical illustrator; C. Carl Jaffe, MD, cardiologist. [CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)] – Bulbo raquídeo

Función del bulbo raquídeo

Entre las funciones autónomas de las cuales se encarga el bulbo raquídeo, se encuentran:
Gestión y regulación de la respiración.

  • Regulación del ritmo cardíaco.
  • Mantenimiento de la tensión arterial.
  • Mantenimiento de la vasoconstricción.
  • Regulación del proceso digestivo y de deglución, con la regulación de los jugos gástricos y el movimiento de los músculos involuntarios que se involucran en el mismo.
  • Regula los mecanismos involuntarios del cuerpo, como la tos, estornudo y vómitos.
  • Además de ello, se encarga del control sensorial, siendo el responsable de la transferencia de toda la información, entre el sistema periférico hacia el sistema nervioso central, sirviendo como conexión entre ambos. Dicha información, luego es transmitida al resto del cerebro.

 

Partes anatomicas del bulbo raquídeo

Esta estructura se encuentra ubicada en la parte más caudal del encéfalo y tiene forma de cono, es el órgano encargado de conectar la médula espinal con el encéfalo. Cuenta con diferentes núcleos que se encargan de las diversas funciones que cumple, pues no se trata de un órgano con una función homogénea.

Entre sus partes se encuentran:

Pirámides bulbares

Se trata de la parte que se ubica en el suelo del bulbo raquídeo y es justo allí en donde se encuentran las fibras nerviosas en las que se da la decusación piramidal, entre las que destaca la de las vías motoras del cuerpo.

Es decir, es justo aquí en donde se produce el cruce de la información recibida desde el exterior hacia el cerebro de manera invertida; lo que explica el por qué la parte izquierda del mismo se encarga de los movimientos de la parte derecha del cuerpo y viceversa.

Pedúnculos cerebelosos inferiores

Son los encargados de conectar la parte superior del bulbo raquídeo con el cerebelo. Se encuentran ubicados en la zona posterolateral y a través de ellos, se ubica el paso de muchas de las fibras nerviosas.

Lemniscos

Son los haces de fibras nerviosas que se encargan de la transmisión de la información entre la médula espinal y el encéfalo. Al igual que lo que ocurre en las pirámides bulbares, aquí se lleva a cabo una decusación, pero en este caso, de información sensorial. Los lemniscos se dividen en 2 estructuras principales:

Estructuras de los lemniscos del bulbo raquídeo

El lemnisco medial

El lemnisco medial esta ubicado a los lados de la línea media del bulbo raquídeo, se trata de una estructura altamente mielinizada que se encarga de la transmisión de la información de los núcleos cuneiforme y grácil. Están justo detrás de las fibras cerebroespinales y tienen forma alargada.

El fascículo longitudinal

El fascículo longitudinal está lleno de vibras tanto ascendentes como descendentes, se encuentra ubicado al lado del lemnisco medial, se encarga de coordinar los movimientos de los ojos e intervienen en los cambios de posición de la cabeza.

Complejo olivar

Son núcleos que se encargan de regular los movimientos voluntarios, y tienen forma de oliva, de allí deriva su nombre. Se encuentran ubicados  en el tronco del encéfalo, en la protuberancia y en el bulbo raquídeo.

 

Núcleos del bulbo raquídeo

El bulbo raquídeo cuenta con 4 núcleos, que son masas de neuronas, cuyas funciones varían y son específicas en cada caso. A continuación se explican brevemente estas estructuras:

Núcleo del tracto solitario

Se trata de las neuronas que se encargan del control de la sensibilidad de las vísceras. También se encargan de la función de percibir los estímulos de las papilas gustativas.

Núcleo ambiguo

Es el inicio de varios de los nervios pertenecientes a los pares craneales encargados de la musculatura de la laringe y de la faringe: vago, glosofaríngeo y accesorio.

Núcleo dorsal del vago

Centro de las neuronas encargadas del sistema nervioso entérico, a través del él pasa el nervio vago.

El Núcleo del trigémino

Se encuentran aquí las neuronas que se encargan de percibir lo información del tacto, como el dolor y la temperatura.

Juan

De profesión técnico informático, pero durante mi tiempo libre un apasionado de la lectura así como del deporte. Busco fomentar la educación en los mas pequeños, y los no tan pequeños con artículos didácticos y bien documentados.

También puede gustarte...