Biografía de Torcuato Fernández Miranda

Torcuato Fernández-Miranda y Hevia fue un legislador español, nació en Gijón, Asturias en el año 1915 y falleció en Londres, en el año 1980. Este educador de Derecho político hizo su vocación político-reguladora de la mano de Francisco Franco, bajo su dirección.

Asegurando una calidad política notable como secretario general del Movimiento entre 1969 y el 74. El tirano está a cargo de ser un deber esencial como preceptor de su sucesor en el líder del Estado, el entonces Príncipe Juan Carlos.

Designado vicepresidente de la administración de Carrero Blanco, esperaba que la administración fuera accidental debido a su muerte en 1973.

La batalla por el poder que se liberó entonces entre las “familias” de la administración, la perturbación del punto de vista, la seguridad, el futuro, el salmón y la proximidad de Fernández-Miranda, el efecto posterior de la administración para apoyar a Carlos Arias Navarro.

 

Gobierno de la mayoría de España

A pesar de que asumió un trabajo sustancial en el sistema basado en el cambio al voto, Torcuato Fernández Miranda siguió siendo un político moderado.

Tras los cambios de Suárez con los que desistió, por ejemplo, la penalización del PCE (conocido como Partido Comunista de España) y el paulatino progresivo de la resistencia a la separación, el orador se rindió de las Cortes antes de la decisión trascendental, en junio del año 77.

Una vez finalizado su trabajo, fue escogido por el señor el Congreso español, que actualmente se convirtió en el lugar superior de unas Cortes bicamerales.
Sirvió allí por un período, hablando con la UCD, hasta enero del año 79. Más tarde fue nombrado primer duque de Fernández-Miranda y Grande de España. En 1977 o 1981.

 

Pionero en el movimiento

No mucho después de la desaparición de Franco, Juan Carlos avanzó para convertirse en gobernante.

Sin embargo, sostuvo a Arias Navarro como primer ministro, en un gesto a su guía política, nombrado Fernández Miranda, presidente de las Cortes (el cuerpo legislativo) y líder del Consejo del Reino en el gobierno de cambio.

En estos trabajos, Fernández Miranda podría empujar a un gobernante listo hacia el avance de un gobierno popular.

Torcuato Fernández Miranda trató de establecer un marco bipartidista, con una reunión conservacionista y una reunión liberal. Propuso legitimar el sofocado PSOE (Partido Socialista Obrero Español), que era radical pero hostil a los socialistas, para el trabajo liberal.
Tras la abdicación de Arias Navarro en 1976, España estuvo todo el tiempo bajo la ley franquista; La actividad de Fernández Miranda, como líder del Consejo del Reino, fue proponer tres nombres al señor para otro pionero político.

Puso al reformista Adolfo Suárez en su resumen, independientemente de la relativa ingenuidad de Suárez. Suárez fue elegido apropiadamente, y en poco tiempo requirió una ley de cambio político, para ser seguido por razas equitativas, la primera de España en 40 años.

 

Posterior a la muerte de Juan Carlos I

Después del fallecimiento del tirano y de la ceremonia de la investidura de Juan Carlos I en 1975, Fernández-Miranda trabajó íntimamente con el gobernante en la tarea de elevar un progreso silencioso hacia el gobierno popular desde la legalidad de la administración anterior.
Por esto fue nombrado líder de las cortes nativas (sería su último presidente, desde 1975 hasta 1977). Ya que contaba con la administración del Consejo del Reino, ayudamos al gobernante y la administración del ultraconservador Arias y al frente del joven y remodelado Adolfo Suárez, quien necesitaba transmitir el cambio político.

En reconocimiento a las administraciones prestadas, fue nombrado duque de Fernández-Miranda y congresista de arreglos imperiales en la ley principal basada en las Cortes entre los años 1977 a 1979.

 

Matrimonio e hijos

Se casó en Gijón, España el 24 de abril del año 46 con María del Carmen Lozana Abeo y tuvo dos hijos: Enrique Fernández-Miranda y Lozana, quien fue el segundo duque de Fernández-Miranda y Grande de España en noviembre del año 82, se casó con María de los Reyes el 12 de mayo del año 75.

Ambos tuvieron dos hijos, quienes son los nietos de Torcuato Fernández. Uno es Enrique Fernández-Miranda y de Marcos y el otro es Álvaro Manuel Fernández-Miranda y de Marcos.
El otro hijo de Torcuato y María del Carmen fue Fernando Fernández-Miranda y Lozana, que se casó con Ana Allendesalazar y Ruiz de Arana, era la hija de Carlos Allendesalazar y Travesedo.

Este último hijo de Tortuaco y María del Carmen también tuvo hijos. Uno se llamaba Javier Fernández-Miranda y Allendesalazar y la otra nieta de Tortuaco se llamaba Doña Clara Fernández-Miranda y Allendesalazar.